Las herramientas de Libra para mantener el equilibrio interno

Una persona es el conjunto de varios componentes. Entre los componentes podemos destacar los tres más importantes de todos: la mente, el cuerpo y la energía. Estos tres elementos del ser humano contienen dentro de ellos mismos todos los demás aspectos que nos hacen ser quienes somos.

Ya hemos visto que Tauro nos proporciona energía con fuerza muy potente para poder crear dirección, pero si no la controlamos como debemos, podría ser perjudicial incluso para nosotros mismos. Ahora veremos que Libra nos ayuda a mantener el equilibrio entre nuestros propios elementos, lo que nos puede permitir aprovechar de forma positiva la energía de Tauro y de todas las demás constelaciones.

  La energía de Libra es reparadora por sí misma. Es sanadora de la mente, el cuerpo y nuestra habilidad para recibir energía. La podemos sentir en nosotros y se manifiesta con virtudes y valores natos para las personas que nacen bajo esta constelación ya que ellos los reciben de forma directa y con más intensidad que las demás personas. Valores y virtudes como la paciencia, la tolerancia, el respeto y la meditación.

Es muy importante destacar que la meditación es una técnica de conocimiento, tanto propio como de nuestra realidad. Una técnica que se puede convertir en un hábito y que trae como consecuencia el equilibrio personal.

El constante movimiento de nuestro mundo y la realidad, sin mencionar las energías negativas, nos hacen perder el equilibrio constantemente. Fuertes golpes que nos da la vida con tragedias y desastres nos hacen perder la capacidad de procesar la energía que recibimos de la forma adecuada. Pero la constelación de Libra constantemente nos envía fuerzas y las herramientas necesarias para poder superar estos problemas. Poder salir adelante y mejorar nuestro espíritu día a día.

Su energía comienza con el autoconocimiento. Ya hemos detectado las tres partes que componen nuestro espíritu. La mente, el cuerpo y la energía. La mente abarca todo aquello que pensamos y procesamos dentro de nosotros, como opiniones y juicios que realizamos. El cuerpo abarca la forma en que percibimos a nuestro alrededor y a nosotros mismos, los gustos y disgustos son la interpretación de estas percepciones y son inconscientes a nosotros, es decir, no podemos cambiarlas a voluntad. La energía es el espíritu que poseemos, la actitud y la forma en que procesamos las energías del mundo y cuáles elegimos para procesar.

Libra nos da la herramienta de la meditación para poder equilibrar nuestros elementos internos. Esta herramienta necesita de la virtud de la paciencia para que se pueda desarrollar de forma correcta y no la abandonemos antes de que haya completado su trabajo. La virtud del respeto también ayuda a la energía de libra a alcanzar en nosotros el equilibrio con el mundo al permitir aceptar las cosas como son y no agobiarnos ni atormentarnos con nuestra propia inhabilidad de controlar el universo a nuestro antojo. Por último la tolerancia nos permite trabajar con los elementos a nuestro alrededor en lugar de simplemente descartarlos. Así, el signo zodiacal de la balanza, nos permite balancear dentro de nosotros mismos nuestro espíritu.

PUEDE INTERESARTE